Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

Pulse Aceptar para aceptar su uso y continuar navegando.

Consulte nuestra POLÍTICA DE COOKIES para obtener información adicional sobre tipos, finalidad y forma de gestionarlas.

    Rechazar

Bonilla: Las políticas educativas del Gobierno de Zapatero son un fracaso absoluto

La diputada del PP se ha mostrado indignada con los índices de abandono escolar en España, que apuntan que el 31 por ciento de los jóvenes españoles no termina la Educación Secundaria Obligatoria (el triple que el objetivo de Lisboa)

| 26-05-2009

Acto Público de Bonilla.

Acto Público de Bonilla.

Galería de Imagenes

La diputada nacional del Partido Popular por la provincia de Cuenca, María Jesús Bonilla, ha calificado de “fracaso absoluto” las políticas educativas llevadas a cabo por el Gobierno de Zapatero y ha vuelto a hacer hincapié en la necesidad de apostar de forma clara y precisa por la educación como eje central de las políticas de España y de Europa.

Según Bonilla, el Gobierno del PSOE se ha dedicado durante los últimos cinco años a realizar reformas educativas que únicamente han servido para crear nuevos problemas entre los colectivos y las comunidades autónomas y a situar a los estudiantes españoles a la cola de Europa en conocimientos básicos como la lengua, las matemáticas y las ciencias.

“Más grave si cabe son los índices de abandono escolar en España, que apuntan a que el 31 por ciento de los jóvenes españoles no termina la Educación Secundaria Obligatoria (el triple que el objetivo de Lisboa), mientras que del porcentaje restante, el 28 por ciento no consigue finalizar el Bachillerato o la FP de grado medio, lo que significa que la tasa de abandono en nuestro país en este sentido dobla a la europea”, apuntaba Bonilla.

Durante su intervención en varios actos públicos por la mancha conquense, la parlamentaria del PP ha reprochado a la consejera de Educación de Castilla-La Mancha su falta de vergüenza al anunciar que la Junta se ha puesto 11 años de plazo para reducir al 10 por ciento el abandono escolar, cuando la Unión Europea recomendaba alcanzar esta cifra en 2010. “Esto significa que el Gobierno socialista de Barreda asume un fracaso absoluto en el sistema educativo y no se preocupa por trabajar de forma seria y contundente por nuestros jóvenes de la región”.

La diputada popular también ha recordado que el nivel educativo de los españoles ha vuelto a caer en 2008, y por primera vez desde el año 1995 está en el 60 por ciento, mientras que la meta marcada dentro del Pacto de Lisboa es que en el 2010 sea del 85 por ciento, “algo matemáticamente imposible de conseguir a estas alturas”.

Del mismo modo, Bonilla ha lamentado los resultados que se desprenden de la Fundación Conocimiento y Desarrollo, en los que la Universidad de Castilla-La Mancha ha obtenido uno de los peores resultados en calidad investigadora (puesto 43 de un total de 46) y calidad en el doctorado (36 de 46).


UN DERECHO BÁSICO PARA LOS JÓVENES

Para María Jesús Bonilla la educación es un derecho básico y fundamental que debe garantizar el Gobierno como pilar esencial del futuro de España y de Europa, y en el que debe primar la calidad, la libertad, la igualdad y la participación de todos los colectivos.

Por ello, la diputada nacional ha asegurado que si el PP gana las elecciones europeas, el Grupo Parlamentario Popular defenderá que la educación se convierta en uno de los ejes centrales de las políticas de la UE para conseguir así reducir el fracaso escolar; combatir el abandono educativo temprano de modo eficaz, ofreciendo vías formativas adecuadas a cada caso en particular; incrementando la oferta de plazas de educación infantil; y reforzando la incorporación de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, entre varias de las propuestas que se incluyen en el programa del PP.

Bonilla también ha reincidido en la necesidad de desarrollar en los alumnos el sentido y la importancia del esfuerzo y la superación personal; reforzar en los escolares los valores de respeto y autoridad; dignificar la función docente; y garantizar y ampliar la libertad de los padres para poder elegir el tipo de educación y el centro docente de sus hijos.

Bookmark and Share

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás