Portada > Artículos de Opinión

'Cataluña es España'. Por Paco Núñez, presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha

Desde el primer momento no tuve la más mínima duda: debía estar allí. Y debía hacerlo por un sinfín de razones que nos tocan tan de cerca a todos los españoles constitucionalistas, seamos de la región que seamos, que era imposible mirar a otro lado cuando vemos, día tras día, cómo Cataluña se ha convertido en una hoguera de espanto internacional, avivada por Quim Torra, quien pretende quemar en su loca sinrazón el presente y el futuro de una comunidad que ha sido ejemplo en toda Europa.

Cuando la noche del sábado veíamos en televisión cómo los radicales volvían a propagar su odio en la calle y volvían a cargar contra las fuerzas del orden sin piedad y con una violencia extrema -solo digna de aquellos que se dejan guiar por los instintos más primarios y por el revanchismo y el odio más absoluto- tuve muy claro que la responsabilidad de un cargo público y la oportunidad de defender España y sus valores por las arterias principales de Barcelona era mucho más fuerte que el temor ante los disturbios.

El primer contacto con las calles de la ciudad condal me hizo ver que iba a tratarse de una mañana histórica. Las banderas españolas copaban las aceras de la calle Mallorca hacia la Rambla de Cataluña. Se respiraba libertad, unidad y ganas de gritar ¡basta! a ese Procés que está destrozando la convivencia y el sentido común de los catalanes.

El constitucionalismo, la unidad de España y la concordia son valores que debemos llevar por bandera todos aquellos que nos sentimos españoles y que tenemos una responsabilidad institucional. No podemos dar la espalda a todos aquellos catalanes que se definen como ‘la mayoría silenciosa’ y que no quieren dejar de formar parte de nuestro país; que rechazan la independencia y que, simplemente, quieren seguir siendo españoles y que su país se desarrolle.

Las sonrisas, las consignas de ¡Cataluña es España! ¡Barcelona no se quema! y ¡Aquí la prensa, no lleva casco! inundaron las Ramblas de un optimismo comparable a una suave ola de paz, muy lejana de ese tsunami de terrorismo callejero que vemos cada noche. Las rojigualdas, las señeras y las banderas europeas convivían y se mezclaban en el cielo barcelonés dándole un colorido digno de admiración.

Junto a mi presidente nacional, Pablo Casado, y con la compañía también del vicesecretario de Comunicación del PP de Castilla-La Mancha, Santiago Serrano, pude comprobar que los catalanes están hartos de la situación a la que les ha conducido el independentismo. La gente, ansiosa por estrechar su mano, pedía que, por favor, no nos rindiésemos, que siguiésemos peleando por ellos y por la libertad de su tierra, por la libertad de Cataluña. Vivir este momento histórico junto a Pablo Casado sin duda es una experiencia que no olvidaré jamás.

Fueron más de dos horas y media de sonrisas cómplices, abrazos entre hermanos, apretones de manos entre camaradas y gritos de ¡presidente, presidente!. Estoy seguro de que  nuestro presidente Casado llenó su ánimo de esperanza y decisión para afrontar el futuro de Cataluña y de España.  La historia de nuestro gran país la escriben los valientes, y Pablo Casado ha demostrado que lo es. Se echó de menos a otros cuyas responsabilidades son mayores, pero que no quisieron participar de ese grandioso acto de defensa civil y pacífica de lo que nos une: nuestra patria común, España. Ellos verán…

Lo que sí sé es que el pasado domingo, los que allí estuvimos, vivimos un momento histórico; el momento en el que la sociedad civil catalana -aquellos que no portan lazos amarillos y no gritan por la independencia- se plantaron contra los separatistas y demostraron que Cataluña, hoy más que nunca, es España.

Últimos artículos de opinión
Cayetano J. Solana

Un cajero automático en Narboneta

Cayetano J. Solana
El artículo 140 de la Constitución Española habla de la garantía de autonomía de los ayuntamientos y de que estos gozarán de personalidad jurídica plena.
José Manuel Cañizares

Por el futuro del tren convencional Madrid-Cuenca-Valencia

José Manuel Cañizares
Yo creí al Ministerio cuando escuché en dos ocasiones a su Secretaria General, María José Rallo, afirmar que no había ninguna decisión tomada respecto al desmantelamiento de la línea de tren ...
Benjamín Prieto

Sin recursos y a la intemperie

Benjamín Prieto
Sin recursos adicionales y a la intemperie es la modalidad de trabajo que ha decidido implantar la Consejería de Educación del gobierno de Page en Castilla la Mancha, como Plan de Contingencia ante ...
Cayetano J. Solana

¿Quién necesita un autobús de línea disponiendo de un BMW 545e?

Cayetano J. Solana
Nos tiene Chana tan acostumbrados a meteduras de pata en sus intervenciones públicas que ya pocas veces, por reiteración, aflora la indignación.
Arriba Volver Atrás
Copyright © 2022. ppcuenca

Bienvenida/o a la información básica sobre las cookies de la página web responsabilidad de la entidad: Partido Popular de Cuenca

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en tu ordenador, “smartphone” o tableta cada vez que visitas nuestra página web. Algunas cookies son nuestras y otras pertenecen a empresas externas que prestan servicios para nuestra página web.

Las cookies pueden ser de varios tipos: las cookies técnicas son necesarias para que nuestra página web pueda funcionar, no necesitan de tu autorización y son las únicas que tenemos activadas por defecto. Por tanto, son las únicas cookies que estarán activas si solo pulsas el botón ACEPTAR.

El resto de cookies sirven para mejorar nuestra página, para personalizarla en base a tus preferencias, o para poder mostrarte publicidad ajustada a tus búsquedas, gustos e intereses personales. Todas ellas las tenemos desactivadas por defecto, pero puedes activarlas en nuestro apartado CONFIGURACIÓN DE COOKIES: toma el control y disfruta de una navegación personalizada en nuestra página, con un paso tan sencillo y rápido como la marcación de las casillas que tú quieras.

Aceptar Configurar Preferencias