Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies

El PP considera a Ávila incapaz de gobernar, dictatorial y dedicado a enchufar

• Los conquenses han sufrido una brutal subida de impuestos para pagar los sueldos de los liberados

| 12-06-2012

El Grupo Popular ha dicho hoy que Juan Ávila ha dedicado el primer año de gobierno al frente del Ayuntamiento de Cuenca a repartir el botín, enchufar a los suyos e incumplir todos los compromisos electorales que adquirió en la campaña. El portavoz del PP Pedro J. García Hidalgo ha valorado el gobierno socialista de Ávila en este año como “incapaz, dictatorial y dedicado al enchufe” en una rueda de prensa en la que ha hecho balance junto a un nutrido número de concejales de su grupo. Hidalgo ha manifestado que en este período se ha visto que los socialistas son un fraude y no son capaces de gobernar el consistorio, por lo que se ha mostrado dispuesto a que su grupo tome las riendas, ya que según ha dicho, “estamos dispuestos a trabajar y gobernar”.

 

Los populares han destacado que en este tiempo Ávila no ha hecho más que incumplir sus promesas electorales. Según Hidalgo, ha subido los impuestos, ha colocado a familiares de concejales y ni siquiera ha quitado el carril bici como proclamó a los cuatro vientos cuando era candidato a la alcaldía.

 

El PP ha ido desgranando una a una las áreas de gobierno en el balance realizado esta mañana en su sede provincial. En personal ha destacado que es el director general encubierto nombrado por Ávila y cuyo sueldo asciende a 72.000 euros quien maneja los hilos de la concejalía, pues el edil responsable “ni está ni se le espera”. Según el portavoz popular este período se ha caracterizado por la recolocación de ex delegados de la Junta y el enchufismo continuo, sin olvidar una completa falta de respeto a multitud de decisiones judiciales de personal que no han ejecutado como marca la ley.

 

En cuanto a urbanismo, Hidalgo considera que la política en esta área puede definirse como de “conjunto vacío”, ya que del Plan de Ordenación Municipal (POM) nada se sabe y sólo hemos visto cómo Ávila defendía los intereses de una empresa privada en el desarrollo de los terrenos de ADIF.

 

Sobre el tema económico el portavoz ha dicho que los conquenses han sufrido una brutal subida de impuestos por decisión expresa del alcalde que va a servir para mantener la legión de concejales socialistas liberados que cobran de las arcas municipales y que no quieren perder sus prebendas. 

 

El PP también ha considerado desastrosa la política social de los socialistas, resaltando que Ávila debe ser el único alcalde que ha sido capaz de perder tres meses de subvención para el centro de la mujer, manteniéndolo cerrado tan solo por querer colocar a los suyos. Según Hidalgo en un año Ávila destruido el cheque escolar, el programa Fernando Cotillas, la Escuela de Verano subvencionada e incluso ha empeorado sustancialmente las escuelas infantiles municipales subiendo la cuota de forma desorbitada. Algo similar ocurre en el área de medio ambiente, prácticamente inexistente para los socialistas que se han dedicado a cargarse proyectos muy importantes como los huertos de ocio.

 

Los populares han criticado asimismo que Ávila llegara al consistorio con grandes promesas de mejorar la participación de los ciudadanos en la institución y se haya cargado los consejos creados por el gobierno del PP en el mandato anterior no convocándolos en un año, o haciéndolo tan solo para salir en la foto. Hidalgo también ha criticado duramente que el órgano municipal más importante de participación: el Consejo Social no haya sido convocado en un año incumpliendo sus estatutos, que establecen una periodicidad semestral.

 

El Grupo Popular considera que el ámbito cultural ha sido inexistente en el gobierno de Ávila y critica especialmente que se haya dejado atrás el liderazgo iniciado hace años para reivindicar el Conservatorio Superior de Música de Castilla-La Mancha para Cuenca.

 

En esta valoración del primer año de legislatura, Hidalgo se ha referido a Ávila como el alcalde que al inicio de la legislatura se hizo convenios-foto con miembros del gobierno moribundo de Rodríguez Zapatero y que ahora se ha refugiado en su cueva para que el “pseudo-alcalde”, en referencia al concejal Darío Dolz, gobierne en su lugar. Asimismo, ha ironizado sobre el balance que hizo estos días sobre su primer año de gobierno el propio Ávila afirmando que uno de sus logros había sido mantener la ludoteca de Villa-Román, algo totalmente falso según Hidalgo, ya que está sobrevive gracias a la iniciativa de un grupo de padres.

 

Sobre otras hazañas destacadas por Ávila en su balance ha destacado el experimento de peatonalización de Carretería, del que ha dicho se descalifica por él mismo, o el plan de pago a proveedores, una iniciativa muy positiva y exclusiva del Gobierno de España.

 

Los populares resumen el primer año de Ávila como el año en el que el alcalde ha estado más ocupado de medrar políticamente en su partido y conservar los sueldos de sus liberados que de gobernar la ciudad. Consideran que los socialistas no están trabajando y ponen como ejemplo el borrador de presupuestos que está siendo corregido gracias a las aportaciones del concejal popular Javier Ruiz que detectó errores muy importantes en este documento.

 

Finalmente, afirman que los socialistas no están preparados, son incapaces y están dedicados a enchufar a los suyos y a gobernar de forma dictatorial. Por ello, Hidalgo ha dicho que “si ellos no están preparados, que den un paso atrás. No hablamos de sueldos, hablamos de estar dispuestos a trabajar”.

 

Bookmark and Share

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás