Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

Pulse Aceptar para aceptar su uso y continuar navegando.

Consulte nuestra POLÍTICA DE COOKIES para obtener información adicional sobre tipos, finalidad y forma de gestionarlas.

    Rechazar

MANIFIESTO DEL PP DE CUENCA EN EL DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER

| 08-03-2009

Han transcurrido más de tres décadas desde el 8 de marzo de 1976, fecha en que se celebró por primera vez el Día Internacional de la Mujer en las Naciones Unidas convocándose a todos los países a que proclamaran un día al año para los Derechos de la Mujer.

Hoy podemos afirmar que el 8 de marzo se ha convertido en el símbolo de las aspiraciones y el reconocimiento de la lucha por los derechos de las mujeres. Por este motivo, el PP de Cuenca quiere, en este día, reiterar su compromiso de lograr la plena igualdad de oportunidades entre el hombre y la mujer.

Porque sin olvidar los grandes avances para mejorar la situación de la mujer, lo cierto es que para la mayoría de las mujeres del mundo, la vida cotidiana es dura e incluso peligrosa.

En nuestro país y en los de nuestro entorno, los logros legislativos que han reconocido la igualdad de derechos de las mujeres, han sido fruto de muchos años de lucha y a pesar de los avances, aun hay muchos obstáculos por superar para que dichos cambios lleguen a ser disfrutados por las mujeres de forma real.

Nadie mejor que la mujer sabe de su discriminación, la falta de igualdad de oportunidades para acceder al mismo puesto de trabajo, la diferencia de salarios, la dificultad de conciliar la vida familiar con la vida profesional y el escaso acceso a los puestos de responsabilidad y representación
En estos momentos la situación económica hace especialmente vulnerables a las mujeres jóvenes que pueden quedar relegadas al desempleo, al empleo de escasa calidad o a la nula promoción en el puesto de trabajo.

Conscientes de esta situación, desde el PP seguiremos contribuyendo para que nuestra sociedad siga avanzando, sin pausa y si es posible con prisa, hasta lograr una igualdad de oportunidades real entre hombres y mujeres y donde se erradique de una vez por todas la violencia de género sin duda el atentado más brutal a la mujer por el mero hecho de ser mujer.

No olvidemos a las mujeres que sufren alguna discapacidad y por tanto una doble discriminación: por razón de género y por la situación de persona con discapacidad. Su incorporación al mercado de trabajo en igualdad de condiciones de igualdad sigue siendo una asignatura pendiente de nuestra sociedad.

Finalmente, hacer un sincero llamamiento de colaboración y compromiso conjunto de todos los grupos políticos, sociales e instituciones con el fin de alcanzar una igualdad de oportunidades real entre hombres y mujeres en la sociedad del siglo XXI.

Bookmark and Share

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás