Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

Pulse Aceptar para aceptar su uso y continuar navegando.

Consulte nuestra POLÍTICA DE COOKIES para obtener información adicional sobre tipos, finalidad y forma de gestionarlas.

    Rechazar

El PP de Cuenca suspende al Gobierno de García-Page en materia sanitaria y denuncia todos sus incumplimientos electorales

• Los populares recuerdan que fue el propio Page quien, en campaña electoral, mandó una carta a los profesionales del Sescam manifestando unos compromisos sanitarios que se han convertido en “una realidad de mentiras y engaños”

| 21-01-2016

La Comisión Provincial de Sanidad del Partido Popular de Cuenca ha suspendido al Gobierno de García-Page en materia sanitaria después de llevar siete meses de gobierno bipartito de PSOE-Podemos en Castilla-La Mancha y de no haber cumplido ninguna de sus promesas electorales.

 

Desde el Área de Sanidad han denunciado que después de más de medio año de “desgobierno” socialista, los ciudadanos solo están percibiendo recortes, incumplimiento continuado de promesas y purgas políticas a propios y extraños”.

 

Según ha explicado el PP, el gobierno socialista ha sido incapaz de cumplir ni uno solo de los compromisos sanitarios con los que concurrió a las elecciones autonómicas, lo que a su juicio demuestra “la incompetencia del PSOE  para garantizar una sanidad pública, universal y equitativa, y pone de manifiesto el engaño a la ciudadanía y la burla a los profesionales por parte del señor Page”.

 

La Comisión de Sanidad del PP ha querido recordar a los ciudadanos que fue el propio Page quien, en campaña electoral, mandó una carta a los profesionales del Sescam manifestando unos compromisos sanitarios a corto plazo para la provincia de Cuenca. El análisis de estas promesas –aseveran desde el PP-  ofrece  en la actualidad “una realidad de mentiras y engaños”.

 

Entre las promesas incumplidas del Gobierno de Page, el PP ha destacado como no se han implantado las guardias de nefrología, oncología, cirugía vascular y medicina nuclear; no se han reorganizado los turnos de Urgencias y de ello han dado muestras cartas en los medios de comunicación de los profesionales del servicio; y no se ha establecido la unidad de mediana estancia, por lo que la permanencia media en el Hospital ha aumentado considerablemente.

 

Además, han lamentado que se mezclen en la misma planta enfermos infeccioso con enfermos quirúrgicos, que no se haya mejorado la capacidad operativa y se mantengan cerradas agendas de radiodiagnóstico y pacientes con más de 12 meses en lista de espera, que no se haya implantado ninguna mejora en el servicio de medicina nuclear ni se le haya dotado del carácter de servicio de referencia que prometieron, ni que tampoco se haya puesto en el Hospital  una supervisora de planta como prometieron.

 

Uno de los hechos más graves que el Partido Popular ha denunciado en numerosas ocasiones es la ralentización del Programa de cribado de cáncer de colon, que no han sabido mantener como dejó el anterior Gobierno de Cospedal. Algo que sorprende, ya que “resulta extraño que la misma persona que ha estado realizando numerosas colonoscopias en el ámbito privado durante los últimos años,  no muestre ahora en el ámbito público mismo celo y compromiso”.

 

Los populares han denunciado también que no han definido y dotado de operatividad a los servicios de referencia de la región, “convirtiendo el traslado de pacientes en una odisea para los profesionales y enfermos”, como tampoco han dotado de densitometría al servicio de medicina nuclear con derivaciones a la medicina privada, ni se ha potenciado al servicio de electromedicina haciéndolo referencia en la región. Pero por el contrario sí se ha ninguneado a los profesionales y se han realizado adquisiciones de alta tecnología al gusto del gerente Pérez Sola.

 

En definitiva, para la Comisión de Sanidad del PP de Cuenca, “este incumplimiento, solo referido a las promesas a corto plazo, demuestra que el destino de la sanidad conquense no puede estar en peores manos”. Además, “evidencian que volvemos a la gestión socialista de años atrás, que dejaron a la sanidad pública castellano manchega en prácticamente la quiebra sometiéndola a constantes agresiones y al descontrol absoluto de las listas de espera, lo que una vez más nos hace temer que en breve estará amenazado el carácter público universal y sostenible del Sescam”.

 

Por todo lo anteriormente expuesto, el PP de Cuenca ha exigido al Gobierno de Page que “ponga la sanidad pública al servicio de los ciudadanos y no de su propio partido o sus intereses políticos, e implante estrategias de gestión en beneficio de los pacientes y de los profesionales que realmente sean eficaces para Cuenca”.

Bookmark and Share

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás