Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies

El PP afirma que la gestión de Ávila ha supuesto que 2014 sea un año oscuro para Cuenca

• 2014 consolida el fiasco de los proyectos de Ávila, certifica que se trata del alcalde menos social y a quien no le gusta la democracia ni respetar la legalidad

| 31-12-2014

El portavoz del Grupo Municipal Popular, Pedro J. García Hidalgo, ha dicho hoy que el alcalde Juan Ávila ha conseguido gracias a su gestión que 2014 sea “un año oscuro para Cuenca y los conquenses”. Así se ha referido al trabajo de Ávila al frente del consistorio, al hacer balance del año que va a terminar.

García Hidalgo, acompañado por los concejales Carlos Navarro, Alejandra Barambio y Mª José García, ha hecho un repaso a lo sucedido en 2014 en la ciudad. Según ha indicado, los conquenses “hemos tenido que pagar más impuestos que en 2013 mientras sufríamos unos servicios cada vez más deteriorados”. Limpieza y transporte urbano son algunos de los ejemplos que ha puesto. Sobre este último aspecto ha afirmado que “se ha cumplido nuestra profecía y Cuenca va camino de tener el peor transporte público de España”. También ha criticado que ni Ávila ni su concejal Darío Dolz hayan sido capaces de poner en funcionamiento las telemarquesinas, además de mencionar el destrozo que ha sufrido el servicio de bomberos y policía municipal.

El PP también ha insistido en que 2014 ha sido el año en el que se ha ratificado que “Ávila es el alcalde menos social de la historia de Cuenca”: ha subido las tasas de las escuelas infantiles esgrimiendo falta de ayudas de la Junta. Según ha explicado Hidalgo, las subvenciones sí existieron pero Ávila prefirió que no repercutieran en lo que pagaban los padres. Ha recordado también que el alcalde puso en peligro una subvención de la Junta de los planes provinciales para ayudas sociales, de 600.000 euros al retrasar su puesta en marcha durante meses.

Los populares también han recordado que el alcalde se desentendió este año del mantenimiento del centro de adultos y de los comedores escolares, siendo el nuestro el único ayuntamiento de la región que se ha negado a firmar un convenio con la Junta, como venía siendo habitual.

El Grupo Popular se ha referido al primer edil como “alguien a quien no le gusta la democracia ni respeta la legalidad”. Así, han mencionado que fue condenado por vulnerar los derechos fundamentales de la oposición y que en 2014 otra sentencia declaró ilegal un nombramiento suyo en la Gerencia Municipal de Urbanismo. También han apuntado que en este año la fiscalía se ha unido a la querella del PP contra el concejal Enrique Hernández Valero por su “auto-contratación” en la empresa del agua.

García Hidalgo ha reiterado que han tenido que solicitar un pleno extraordinario para conocer información que se les había negado y presentar 11 ruegos para instar a Ávila a que se comporte como un presidente de pleno demócrata.

Sobre su falta de respeto a la legalidad, los populares han resaltado que el Ayuntamiento vuelva a ser declarado institución hostil y entorpecedora por la Defensora del Pueblo por falta de colaboración, como también lo fue el consistorio cuando gobernaba el socialista José Manuel Martínez Cenzano.

Otro de los aspectos que han destacado en su balance, ha sido la ausencia de convocatoria del Consejo Social, máximo órgano de participación de la ciudad; y el intento de manipulación con el caso Termalia, en el que a los socialistas les ha salido “el tiro por la culata” como ha manifestado Hidalgo. Finalmente, sobre asuntos legales han recordado el auto del Juzgado número 2 de Cuenca en el que acuerda instruir diligencias previas por posible existencia de delito, tras examinar la querella del PP sobre la devolución de los avales a la empresa de la O.R.A.

2014 es también para los populares el año del “fiasco” de las ideas de Ávila: planta de biomasa, Plan de Ordenación Municipal o peatonalización de Carretería. Este año al fin Ávila ha reconocido que lo que se ha realizado en esta céntrica calle es una “chapuza”.

En el balance de los populares también ha habido espacio para las cuentas municipales. Según Hidalgo, se ha certificado en este año que el ayuntamiento está intervenido y que Ávila, a pesar de haber recibido 44 millones de euros del Estado por el plan de pago a proveedores, no consigue pagar a 30 días.

En 2014 ha saltado además uno de los grandes fiascos de Ávila y Cenzano: el Bosque de Acero. Alguien tendrá que explicar cómo mediante un convenio que no pasó por pleno, una empresa ingresó una cantidad considerable de dinero para financiar el Bosque de Acero, ha dicho Hidalgo, quien ha anunciado que van a pedir un informe a la interventora y a la secretaria sobre este asunto.

El edil del PP ha dicho que 2014 también pasará a la historia por ser el año en el que Ávila le puso un candado a las Casas Colgadas y por ser el año en el que empezamos a conocer el caos que se vive en la Gerencia de Urbanismo.

El portavoz popular ha afirmado que frente a esta nefasta gestión oscura de Ávila destaca la clara apuesta de las instituciones gobernadas por el PP en Cuenca: Junta y Diputación, así como la apuesta del Consorcio y la labor de oposición de su grupo.

En este sentido ha recordado algunas de sus propuestas del último año: candidatura a capital española de la gastronomía, celebración de feria municipal del libro en Casco Antiguo, proyecto nuevo centro, plan de reactivación del Casco, campaña de apoyo al comercio, solicitud para que Cuenca sea sede de la joven orquesta…

Hidalgo ha concluido su balance sentenciando que “2015 será el gran año del cambio en la capital”, aseverando que los populares “hemos hecho una buena oposición y haremos un mejor trabajo en el gobierno a partir del próximo año”.

Bookmark and Share

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás