Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies

El PP acusa a Ávila de dejar indefensos a 19 trabajadores

• Se preguntan qué saben los funcionarios que le han hecho tomar esta decisión que perjudica a 19 personas

| 22-02-2012

 

El Grupo Municipal Popular ha denunciado hoy que el alcalde está poniendo en peligro los puestos de trabajo de 19 personas tras decidir allanarse en una demanda judicial por la petición de dos funcionarios municipales y privarles así de toda defensa.

 

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Cuenca Pedro José García Hidalgo ha criticado duramente la actitud del alcalde Juan Ávila por permitir que dos funcionarios municipales manejen a su antojo la política de personal del Ayuntamiento y se ha preguntado qué saben estas personas que tienen tanto poder en las decisiones del primer edil, o a qué clase de chantaje están sometiendo al alcalde para que obedezca a pies juntillas sus órdenes, perjudicando claramente a una veintena de trabajadores municipales.

 

En una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por la concejala Alejandra Barambio, Hidalgo ha explicado que todo comenzó cuando los funcionarios Vicente Fernández Campillo, director general encubierto según los populares, y J. Álvaro Chirveches, colaborador de éste, recurren una serie de acuerdos de la Junta de Gobierno Local y del Pleno en la legislatura anterior. Todos ellos relacionados con diversos procesos selectivos.

 

Sin haber sido sentenciado aún este asunto por el Tribunal Superior de Justicia, estos funcionarios han solicitado a la Junta de Gobierno que se allane en dicha demanda, es decir que el Ayuntamiento no defienda a los afectados y les dé a ellos la razón. Esto supone que 19 trabajadores: 8 policías locales, dos agentes de movilidad y 9 profesores de música hayan quedado totalmente indefensos.

 

Desde el PP se preguntan qué le debe el señor Ávila a este director general encubierto que cobra 72.000 euros por decisión expresa del alcalde y a su colaborador. Cuestionan si ambos funcionarios saben algo que tiene atado al alcalde y le hace tomar esta decisión tan grave y perjudicial para los afectados. Barambio ha recordado que cuando Ávila fue teniente alcalde del Ayuntamiento entre los años 2003 y 2007 ambos ocupaban puestos de dirección en recursos humanos.

 

Hidalgo por su parte, ha manifestado que esta decisión es del todo intolerable y que además no tiene el beneplácito de todos los concejales socialistas, ya que algunos no aprueban que se deje sin defensa a los trabajadores afectados. Ha anunciado que formularán una pregunta al alcalde en el pleno de mañana jueves sobre cuáles son los objetivos que persigue con esta disposición y que están estudiando la posibilidad de presentar un recurso en contra de este acuerdo de la Junta de Gobierno Local.

 

También ha afirmado que este no es el único proceso en el que se han allanado los socialistas, en lo que considera un agravio comparativo entre trabajadores. A su juicio se están dando situaciones de favoritismo a unos y persecución a otros.

 

Finalmente el Grupo Popular ha pedido nuevamente a Ávila que salga de una vez de la cueva donde está metido y dedique su tiempo al ayuntamiento y a los ciudadanos. Solicitan al primer edil que tome las riendas de la política de personal y abandone el reparto del botín, que inició desde que tomó posesión del sillón de alcalde.

 

 

 

Bookmark and Share

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás