Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

Pulse Aceptar para aceptar su uso y continuar navegando.

Consulte nuestra POLÍTICA DE COOKIES para obtener información adicional sobre tipos, finalidad y forma de gestionarlas.

    Rechazar

EL LEGADO DE MARTINEZ GUIJARRO EN LA PARRILLA

Ocurrió en la tercera parte del siglo XIX en Inglaterra. Un científico naturista elaboró una teoría que hacía tambalear los pilares de la evolución humana. Desde el primer momento tuvo un buen número de adeptos, aunque con el paso del tiempo, éstos fueron superados por los detractores.

Ante tanta contrariedad optó por la consecución de todas las cátedras de las universidades de su entorno con la única finalidad de aniquilar cualquier crítica. Un claro ejemplo de que muchas veces no importa la verdad, sino los mecanismos para difundir nuestras ideas.

Hablábamos de Sir Charles Darwing y de su obra cumbre “El Origen de las Especies”. Nos centraremos ahora en dos de sus “especies de transición”, maestros en transformar una mentira en una triste realidad tan sólo con repetirla hasta la saciedad. Los hermanos Martínez Guijarro. Marino, Alcalde del municipio de San Lorenzo de la Parrilla y Diputado de Medio Ambiente y José Luís, hasta ahora Consejero de Medio Ambiente y Desarrollo Rural.

En plena recesión, con el sector de la construcción paralizado, con recortes en la producción de materiales de construcción cercanos al 40% y con una sociedad cada vez más comprometida con el medio ambiente y el desarrollo sostenible, no parece el mejor momento para la construcción de una cementera. La industria que emite, junto a las centrales térmicas, más gases de efecto invernadero y contaminantes a la atmósfera y la cual, ha sido maquillada y presentada en nuestro pueblo como una gran inversión. Tan grande que ningún municipio ansía tener una cerca.

Ajenos a toda lógica, por un lado, el Ayuntamiento de La Parrilla, con su alcalde a la cabeza, ha propiciado la venta de unos terrenos conocidos como “portillo rubio” a la empresa Garza Capital, S.A. 44,92 hectáreas, en buena parte reforestadas situadas a tan sólo 2200 m del casco urbano. Por otro lado la Dirección General de Evaluación Ambiental, por resolución de 04-07-2008 (D.O.C.M. de 25 de julio de 2008) considera al proyecto presentado por la anterior empresa como ambientalmente viable.

La fabricación del cemento es resultado de un complejo proceso que arranca con la extracción de las materias primas (piedra caliza, arcilla, sílice, óxido de aluminio y hierro) y su posterior trituración y almacenamiento por separado. Ese polvo se dosifica y entra en unos hornos rotatorios donde se calcina a más de 1500 ºC surgiendo así un precemento llamado clinker. Finalmente se muele, se le adiciona el yeso y se encostala, estando ya preparado para su mezcla con agua, arena y piedra con el resultado que todos conocemos.

El proceso anteriormente explicado es, por sí mismo, difícilmente compatible con la salud y el medio ambiente. Las exposiciones al monóxido de carbono, óxido de nitrógeno, dióxido de azufre y partículas suspendidas afectan gravemente al sistema nervioso central, irrita los tejidos del aparato respiratorio, agrava enfermedades pulmonares (asma, bronquitis crónica) e incrementa los padecimientos cardiacos, pulmonares y enfermedades respiratorias agudas. Motivos estos suficientes para que ningún pueblo quiera albergar cerca de su término ninguna de estas.

No obstante, los efectos más nocivos de estas plantas provienen de la quema de residuos para obtener las altas temperaturas del horno. En la actualidad, se están utilizando las cementeras con el consentimiento de la JCCM para incinerar residuos líquidos, sólidos y semisólidos provenientes de la industria automotriz, química y electrónica. El pasado año supuso más del 5% del consumo térmico de los molinos de clinker y la tendencia es al alza.

De esta quema indiscriminada, de esta falacia bautizada por algunos como “combustible alternativo” se obtienen contaminantes gravemente perjudiciales para la vida. Estos, por la acción de las corrientes de aire, suelen recorrer grandes distancias lejos de su lugar de origen y depositarse en el agua, en el suelo, y por tanto en las cosechas, plantas y animales. Pasando al hombre cuando son ingeridos.

Algunos de los materiales pesados liberados son el cadmio (afecta a los pulmones, hígado y riñones), el mercurio (puede provocar daños permanentes en el cerebro y en general en el sistema nervioso), el plomo (causa problemas en el desarrollo del feto y en el desarrollo neurológico de los niños), selenio, arsénico y otros como el berilio o el cromo hexavalente, sustancias estas potencialmente cancerígenas.

Además, de la combustión incompleta de residuos que contienen cloro (plásticos, disolventes) se obtienen dioxinas y furanos. La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) ha confirmado que las dioxinas causan cáncer. Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha añadido que no existe ningún umbral seguro y tal y como ocurre con otros agentes cancerígenos, son perjudiciales a bajos niveles. Hasta la propia Organización de Naciones Unidas (ONU) las incluye en su lista de contaminantes orgánicos persistentes que son necesarios reducir paulatinamente hasta su total eliminación (Convenio de los COP, Montreal 1998)

Los efectos negativos para la comarca son a medio-largo plazo demoledores. Pero además hay otros efectos que comenzaremos a sufrir desde el primer día.

El Ayuntamiento se ha comprometido a proporcionar el agua necesaria, que asciende a más de 45 m³ al día (incluida agua industrial, de consumo y sanitaria). O lo que es lo mismo, alrededor de 16 millones de litros anuales (casi una piscina semanal). Demasiada agua para un pueblo que depende exclusivamente de las aguas subterráneas filtradas en nuestra sierra. Sin darnos cuenta, estamos hipotecando gravemente el abastecimiento futuro de los habitantes del pueblo.

El miércoles 20 de agosto se jactaba el todavía Consejero de Medio Ambiente en Ciudad Real de la gestión de las ayudas de la Comisión Europea “Life +” destinadas a la protección del lince ibérico, el águila imperial, el buitre negro y el águila perdicera. Pues bien, parece que en su propio pueblo y como legado después de dejar el cargo, pretende hacer evolucionar estas ayudas a “life –“y posteriormente a “death +”, ya que el propio informe de Garza S.L. recoge las especies animales de la zona que se verían afectadas e incluso, en un futuro próximo, avocadas a la extinción. De entre todas ellas, 51 especies de interés especial como el águila calzada (Hieraaetus pennatus), el azor común (Accipiter gentiles), el milano negro (Milvus migrans). 3 especies catalogadas como vulnerables de la belleza del búho real (Bubo bubo), el sisón común (Tetrax tetrax) o la nutria paleártica (Lutra lutra) y otras especies cinegéticas de gran valor en nuestro pueblo como la liebre ibérica (Lepus granatensis), el conejo (Oryctolagus cunniculus), la perdiz roja (Alectoris rufa) o la codorniz común (Coturnix coturnix).

Queda demostrado que en nuestro pueblo, la construcción de la cementera, significará un antes y un después. Y no nos referimos sólo a aspectos sanitarios y medioambientales. Todo el proceso en su creación tiene tantos puntos oscuros que después de esto, en la vida política del pueblo, tampoco nada volverá a ser igual.

1.- ¿Cómo una pequeña empresa, que cuenta con un capital social de 3000 euros puede llevar a cabo en plena crisis una inversión de 100 millones de euros?. Estamos ante una auténtica operación de re-ingeniería que para sí hubiera querido el Mario Conde de principios de los 90. Nadie puede negar el “tufillo” a especulación. Y es que el negocio puede resultar redondo. Una pequeña empresa podrá vender al mejor postor una actividad para la fabricación de cemento que por motivos evidentes en casi ningún sitio se aprueba. ¿Por qué en nuestro pueblo? ¿Quién se beneficia de esto? ¿Por qué se aprobó todo en tiempo record? Y sobre todo ¿Por qué desaparece ahora el Consejero?

2.- ¿Por qué se instala una empresa así fuera de un polígono industrial recientemente creado y a tan sólo 2 km de éste?. ¿Para qué ha sido creado entonces?. Sin embargo, se opta por espacio natural reforestado por convenio con el Ayuntamiento (1.616.021). Se trata de una superficie forestal de pinus sp entremezclada con Quercus ilex rotundifolia (encinar y tomillar mixto en buen estado de conservación) que dejará de existir y será sustituida por pequeños pinos en lugares por determinar, con la pérdida de valores ecológicos, medioambientales y socioculturales de nuestro entorno más próximo.

3.- ¿Por qué utilizar nuestro pueblo como vertedero químico? Que en nuestro pueblo ha entrado mucho dinero proveniente de la Diputación y de la JCCM en los últimos años es un hecho. Lo que nadie podía imaginar era el precio a pagar. El pueblo seguirá recibiendo dinero, si, esta vez del Consorcio de Medio Ambiente. ¿Quién es Diputado de Medio Ambiente?. Qué ironía. Nuestro alcalde probablemente va a pagar importantes cantidades de dinero por contaminar a la gente que le dio su apoyo.

4.- ¿Qué credibilidad merecen los técnicos de la Consejería encargados de elaborar los informes de impacto ambiental?. ¿Responden a criterios objetivos o están sesgados políticamente?. Como respuesta y muestra Tarancón, donde una vez autorizada y en funcionamiento la Planta de Tratamiento de Subproductos Cárnicos y Cadáveres se ha replanteado por las quejas de los vecinos y ahora parece ser que no estaba en el lugar adecuado. Todo un ejemplo de saber hacer.

5.- Los responsables últimos de todos estos despropósitos han sido dos hermanos. Alcalde del Ayuntamiento y Diputado de Medio Ambiente y hasta ahora el Sr Consejero de Medio Ambiente. ¿No es éticamente reprobable que dos hermanos hayan ocupado dos puestos tan afines durante tanto tiempo? ¿Qué Comunidad es ésta donde un hermano propone y el otro, al momento, dispone? ¿No se han sobrepasando los límites de la legalidad o al menos de la moralidad? La nueva ejecutiva del gobierno regional pretende entre otros (sin conseguirlo) enmascarar este problema, aunque para los parrillanos nos tememos que es demasiado tarde.

Dicho sea sin tapujos, en lo que a política y medio ambiente se refiere, “los parrillanos durante años hemos puesto a la zorra a cuidar de nuestro rebaño”. Una cementera y una gravera que van a dañar seriamente y durante muchos años nuestro pueblo y a nuestras gentes. Desde nuestro punto de vista, demasiado daño para solucionarlo con una simple reestructuración de las Consejerías.



GRUPO POPULAR DE SAN LORENZO DE LA PARRILLA

Bookmark and Share

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás