Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

Pulse Aceptar para aceptar su uso y continuar navegando.

Consulte nuestra POLÍTICA DE COOKIES para obtener información adicional sobre tipos, finalidad y forma de gestionarlas.

    Rechazar

Casas de Haro se une a los pueblos en los que el SESCAM no suple a los médicos

CASAS DE HARO

Otro pueblo de la provincia conquense se queda sin médico. En unas fechas, además como son las actuales, las de verano, en las que los municipios conquenses hasta triplican su población, en Casas de Haro hoy no se ha sustituido al médico de cabecera. Así lo ha puesto de manifiesto su alcalde, Pedro Jareño, quien ha señalado que “no se puede consentir que nuestros pueblos se queden sin médico por la falta de previsión del Gobierno regional”. Y es que, a juicio del también responsable del Área de Sanidad del Partido Popular de Cuenca, “es una irresponsabilidad de la Junta el no tener en cuenta dos factores fundamentales: primero que los médicos tienen derecho a vacaciones y se deben cubrir sus bajas, y segundo, que en las fechas veraniegas nuestros pueblos se llenan de gente, en concreto en Casas de Haro, se triplica la población con lo cual es más que necesario contar con asistencia médica”, explicaba Jareño. 

La situación que vive el municipio no es nueva. Precisamente a mediados de julio, Casas de Haro volvía a quedarse sin su médico, circunstancia sobre la que también daba la voz de alarma su alcalde, “encima llueve sobre mojado. No teníamos que habernos quedado sin médico en julio, pero que la situación se repita de nuevo en agosto es una auténtica temeridad”, apuntaba Pedro Jareño quien exigía al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, SESCAM, que “resuelva esta situación de inmediato y que el mismo lunes, día 6, tengamos médico en Casas de Haro”, reclamaba.

Jareño insistía en la absoluta descoordinación de la Junta, que sigue sin enviar sustitutos médicos lo que obliga a cerrar consultas por largos periodos de tiempo, obligando a los pacientes que necesiten asistencia médica a tener que desplazarse a otros municipios.

Este descontrol también repercute en los servicios de urgencias, que se colapsan, “se saturan y se impide a sus profesionales desarrollar con garantías el cometido que tienen asignado”, explica Jareño.

Esta peligrosa dinámica también ha sido denunciada por el sindicato médico CESM-CLM, que, a finales de junio y sin la llegada todavía de las fechas veraniegas por excelencia, ya alertaba de la caótica situación que se podría vivir este verano en Atención Primaria en la provincia de Cuenca y que iría en detrimento tanto de la salud de los pacientes como del desarrollo del trabajo de los profesionales médicos, que se verían saturados y con falta de tiempo para atender a los ciudadanos.

“Ayer, precisamente, teníamos noticia de que otro pueblo de Cuenca, en este caso Villares del Saz, llevaba varios días sin médico. Me pregunto dónde está el aumento presupuestario del 25% prometido por Gobierno socialista de la Junta para Atención Primaria y dónde están los médicos y el personal sanitario que se iba a contratar”, finalizaba el responsable sanitario provincial del Partido Popular.

Bookmark and Share

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás