Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

Pulse Aceptar para aceptar su uso y continuar navegando.

Consulte nuestra POLÍTICA DE COOKIES para obtener información adicional sobre tipos, finalidad y forma de gestionarlas.

    Rechazar

Bonilla califica de “clara e histórica” la derrota de la candidatura ficticia de Pedro Sánchez y Albert Rivera

• La popular lamenta como el eje central de PSOE y Ciudadanos haya sido una contrarreforma a la política económica y social del Gobierno del PP, “una política que ha hecho posible pasar de la destrucción de empleo a la creación de trabajo

| 03-03-2016

La diputada nacional del Partido Popular por la provincia de Cuenca, María Jesús Bonilla, ha calificado como “clara e histórica” la derrota del PSOE y de la candidatura ficticia Sánchez-Rivera, que se presentaron al debate de Investidura con dos objetivos incuestionables: arremeter contra las reformas que ha llevado a cabo el Gobierno de Rajoy esta legislatura y atacar el Partido Popular y a sus más de siete millones de votantes”.

 

Según ha manifestado la parlamentaria nacional, “hemos vivido la mayor derrota de la historia de la democracia de un candidato a la presidencia del Gobierno”. Un resultado que, como ha subrayado Bonilla, “era totalmente esperado porque desde el primer momento Sánchez supo que no contaba con los apoyos necesarios para ser presidente, y aun así se ha pasado un mes entero pensando en su silla, en su puesto en el PSOE, y, por desgracia, faltando al respeto a los españoles”.

 

Para la diputada del PP, “Sánchez no ha sido leal con los españoles porque nos ha intentado ocultar la verdad y se ha dedicado a estar un mes entero viviendo una farsa, haciendo promoción personal a base de fotos, marketing, y ruedas de prensa calculadas al milímetro, y con lo que solo ha conseguido generar intranquilidad, falta de confianza, desasosiego y mucha incertidumbre de cara al futuro”.

 

Y ha sido en este recorrido, explicaba la popular, donde Sánchez se ha encontrado con un nuevo compañero de camino, Albert Rivera, quien tampoco ha tenido ningún inconveniente en ir cambiado su discurso y modificando su compromiso con sus votantes. Bonilla se ha referido así a como en plena campaña Rivera afirmaba que Ciudadanos siempre respetaría la lista más votada; algo sobre lo que el Partido Popular ya alertó, asegurando que votar a Ciudadanos era incierto y que votar a Ciudadanos era atenerse a combinaciones y pactos con otros partidos, como bien se ha evidenciado.

 

Además, Bonilla ha lamentado como Sánchez ha acabado aceptando la medida de Ciudadanos de eliminar las diputaciones provinciales, “algo totalmente opuesto a lo que el PSOE prometió en campaña, que era mejorar y reforzar las diputaciones, máxime en provincias como la nuestra”.

 

En definitiva, el eje central del acuerdo del PSOE y Ciudadanos “no ha sido más que una contrarreforma a la política económica y social que ha llevado a cabo el Gobierno del PP estos últimos cuatro años, una política que ha hecho posible pasar de la destrucción de empleo a la creación de trabajo; del descontrol de las cuentas públicas a la contención del déficit; de la caída de la actividad económica a su crecimiento”.

 

La diputada del PP también ha tenido palabras para Podemos, afirmando que “vimos a un partido muy radicalizado e intransigente, solo pendiente del impacto mediático”, en el que pretenden que todo valga con tal de asegurar sus sillones, como es el caso de Sánchez, Rivera e Iglesias.

 

Frente a todo esto, María Jesús Bonilla ha destacado como “pudimos percibir a un presidente del Gobierno en funciones honesto, que decía la verdad y que hablaba mirando por el interés general de todos los españoles y del futuro de nuestro país”.

 

Asimismo, la parlamentaria nacional ha destacado como Rajoy fue “claro y contundente” al subrayar que él nunca mintió, ni engañó al Rey, ni a los ciudadanos ni a sus más de siete millones de votantes, y al explicar que él no pudo comprometerse a formar Gobierno cuando ya sabía de antemano que el secretario general del PSOE se había negado en rotundo, no solo a pactar, ni siquiera a hablar con la persona que representa a la fuerza más votada el 20 de diciembre.

 

Por último, Bonilla ha enfatizado como si el viernes se confirma la segunda derrota de Sánchez, como es lo previsible, “el Partido Popular continuará trabajando desde la responsabilidad y el sentido común por lograr un gran gobierno serio y estable, formado por partidos constitucionalistas, y capaz de que en España se sigan generando las circunstancias necesarias para la creación de empleo, crecimiento y bienestar y que, en definitiva, los españoles sigan teniendo más oportunidades de futuro”.

Bookmark and Share

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás