Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies

Bonilla apela a la responsabilidad política y al sentido común del PSOE para que se aprueben en el Congreso los Presupuestos del Estado para 2017

• Bonilla recuerda a Sahuquillo que quién acometió el mayor recorte y tijeretazo a los funcionarios fue el Gobierno de Zapatero, que les bajó el sueldo un 5 por ciento en 2010; y quién llevó a cabo el mayor castigo a los pensionistas también fue el PSOE

| 18-04-2017

La diputada nacional del Partido Popular por la provincia de Cuenca, María Jesús Bonilla ha apelado hoy a la responsabilidad política y al sentido común de los diputados del PSOE para que se aprueben en el Congreso los Presupuestos del Estado para 2017 elaborados por el Gobierno de Rajoy, y que supondrían la consolidación de la recuperación económica y la creación de empleo, además de mejorar y garantizar los servicios públicos básicos de los españoles y de afianzar la bajada de impuestos llevada a cabo por el Gobierno de Rajoy en 2015 y 2016, puesto que no se contempla ninguna subida de impuestos en 2017.

María Jesús Bonilla ha resaltado como el Gobierno de Rajoy ha cumplido con su responsabilidad y su obligación de elaborar unos Presupuestos, y está cumpliendo su obligación de buscar los consensos necesarios para que salgan adelante consciente de que la estabilidad política y económica solo es posible desde el acuerdo.

Esta responsabilidad, continuaba la diputada nacional, “que no solo está en manos del Gobierno y del Partido Popular, sino de todos los grupos que compartimos cuestiones básicas de política presupuestaria como son seguir reduciendo el déficit público, dar prioridad al gasto social y seguir estimulando el crecimiento económico y el empleo”.

Según ha matizado Bonilla, “se puede estar en la oposición y apoyar los Presupuestos, son dos cosas perfectamente compatibles; lo que no es de recibo para los ciudadanos, ni para el interés general de España, es que otros partidos políticos miren para otro lado solo por sacar réditos propios”.

Y es que, como ha recordado la dirigente del PP de Cuenca, la Ley 47/2003, de 26 de noviembre, General Presupuestaria establece en su art. 38.2 que “la prórroga no afectará a los créditos para gastos correspondientes a programas o actuaciones que terminen en el ejercicio cuyos presupuestos se prorrogan o para obligaciones que se extingan en el mismo”.

Esto implica, en primer lugar, que para poder renovar los programas que vencieron en 2016 es necesario aprobar los Presupuestos y que así se actualicen las partidas de gasto correspondientes. Según ha explicado Bonilla, si no salen los Presupuestos adelante estarían en peligro el  Plan Estatal de Vivienda 2013-2016 (que en 2016 dispuso de 550 millones de euros), el Plan Nacional sobre Drogas 2013-2016 (dotado con 15 millones de euros), el Plan Nacional para la Inclusión Social 2013-2016 (del que se benefician actualmente 20.000 familias gitanas), el Plan Estratégico de Igualdad de oportunidades 2014-2016 (20 millones de euros) o el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016 (dotado con 1.613 millones de euros y que define toda la estrategia de I+D+i y afecta a todos los sectores: industrial, agrario, educativo, sanitario…).

En segundo lugar, Bonilla ha señalado que los Presupuestos son necesarios para extender los beneficios del crecimiento económico y la creación de empleo a todos los ciudadanos. Sin presupuestos, afirmaba la popular, “no se pueden iniciar nuevas inversiones, ni programas de estímulo económico, ni crear ayudas a los colectivos que lo necesiten, ni incentivos a determinadas actividades, etc.”.

Y ya, en tercer lugar, la diputada de PP ha subrayado como estos presupuestos permiten modernizar y racionalizar el funcionamiento de las Administraciones Públicas, dando cumplimiento a los acuerdos alcanzados con los agentes sociales en la Mesa sobre la Función Pública para seguir devolviendo el esfuerzo que tuvieron que asumir durante la crisis. Para ello, el Gobierno de Rajoy pretende, por segundo año consecutivo, subir del 1% de los salarios públicos y lanzar en 2017 una oferta pública de empleo de 67.000 plazas.

Es en este punto donde Bonilla ha mostrado su asombro ante el cinismo de su homólogo socialista en Cuenca, Luis Carlos Sahuquillo, quien se atreve a decir que los Presupuestos de Rajoy perjudicarán a los pensionistas y funcionarios. “Señor Sahuquillo, ¿quién acometió el mayor recorte y tijeretazo a los funcionarios? Yo se lo recuerdo, el Gobierno de Zapatero que les bajó el  sueldo un 5% en 2010; o ¿quién ha llevado a cabo el mayor castigo a los pensionistas de nuestro país? También se lo digo yo, el Gobierno del PSOE, que por primera vez en la historia congeló las pensiones en 2010”, manifestaba Bonilla.

Bookmark and Share

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás