Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios.

Pulse Aceptar para aceptar su uso y continuar navegando.

Consulte nuestra POLÍTICA DE COOKIES para obtener información adicional sobre tipos, finalidad y forma de gestionarlas.

    Rechazar

Actuaciones del hermano del consejero de Medioambiente

El presente artículo no aborda de forma específica una problemática política, social, cultural o económica de nuestro pueblo, San Lorenzo de la Parrilla. Y a la vez, las engloba todas, porque de todas ellas depende y por desgracia, a todos nosotros nos afecta. Nos referimos a las actuaciones que en materia de salud y medio ambiente se acometen desde la Corporación, concretamente a través de las concejalías de Sanidad, Servicios Sociales y Régimen Interior y de Cultura, Deportes y Medio Ambiente.

Uno espera de quienes nos gobiernan, siempre en la medida de sus posibilidades y ámbito de actuación, generen condiciones de vida saludables, que promuevan entre los vecinos un auténtico estado de bienestar físico, mental y social.

Las actuaciones en este sentido, desafortunadamente, no pueden ir peor encaminadas. Entre todas ellas nos centraremos en una, que por su especial gravedad merece mención aparte.

Al norte de nuestro pueblo existe un paraje, por todos conocido como “la sierra”. Son unas colinas calizas cársticas originadas en el Cretácico, con una altura barométrica de 1070 metros y a una distancia de menos de un kilómetro del casco urbano. Quizá no sea el máximo exponente provincial de belleza natural y biodiversidad, pero es nuestra.

Delimita sierra y mancha, actuando de cabecera de ésta. Éste último atributo le confiere su principal peculiaridad, la de actuar de virtual “faro de la manchuela”, de manera que desde ella se divisan alrededor de 40 km en sentido a los cuatro puntos cardinales. Dicho de otro modo, los parrillanos vemos desde ella (con ayuda de prismáticos) más del 25% de la provincia de Cuenca, unos 5000 de 17.061 km². O la veíamos, ya que en la actualidad se asienta sobre ella una cantera de dimensiones.

Ésta es el resultado del convenio entre la empresa “Chamón Pavimentos y Asfaltos S.L.” y el Ayuntamiento gobernado por el PSOE, fechado el 10 de Julio de 2006.
Según este convenio la empresa se garantiza la explotación de la sierra durante 50 años comprometiéndose a pagar la cantidad de 3000 €, con un incremento anual del I.P.C. respecto al año anterior (apenas representa el 0,1 % de los recursos anuales del Ayuntamiento), y a arreglar un camino que comunica la explotación con la N-420 y de la que aún hoy, más de un año después, no se ha puesto la primera piedra.

El Ayuntamiento, por su parte, compromete seriamente nuestro entorno natural, modificando la orografía de la zona y con ella los hábitos saludables de una buena parte de la población que tenía en ésta, un inmejorable contexto para la práctica de actividad física. Y es que años atrás, era habitual ver paseando a grupos de señoras y de mayores, a adolescentes corriendo o montando en bicicleta . De todo esto hoy no queda nada.

Pero el problema no acaba ahí. Son estas colinas las que actúan de criba para las aguas de lluvia reconduciéndola hasta los pozos y manantiales que nos abastecen. Quien sabe si éstos pueden o podrán verse mermados por este hecho. Hasta ahora no existe ningún estudio geodésico que se pronuncie ni a favor ni en contra de este argumento, ni siquiera ninguno de esos informes ad-hoc a los que nos tiene acostumbrados el alcalde, con los que cubre de siniestra legalidad lo indefendible desde cualquier otro punto de vista. Al menos no se nos ha proporcionado. De lo que no cabe ninguna duda es que esta zona ha quedado estéril para cualquier forma de vida, ya sea animal o vegetal.

No obstante lo más preocupante, es el resultado de la manipulación de estas rocas. En el proceso se producen enormes cantidades de polvo capaz de cubrir una vasta extensión del terreno circundante y lo que es peor, con viento de componente norte el polvo se dirige al pueblo, con los problemas de salud que puede acarrear a medio y largo plazo sobre los vecinos.

Desde el grupo popular de San Lorenzo de la Parrilla nos preguntamos si todo esto es necesario, si esa pequeña cantidad de dinero compensa todos los problemas medioambientales, de salud y también sentimentales que acarrea. Sinceramente pensamos que no.


GRUPO POPULAR DE SAN LORENZO DE LA PARRILLA

Bookmark and Share

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás